Latinoamérica en bicicletas de bambú

  • por Gabriela y Camilo

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños,
haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”

Eduardo Galeano

bicicletas-bambú-latinoamérica-revista-Otro-Mapa-7

Ú

ltimamente son mayoría los que nos llaman hippies locos, nuestros nombres –Gabriela y Camilo- pasaron a ser circunstanciales. Estamos viajando desde el 2012, pero cuándo comenzamos el viaje no teníamos una idea clara de lo que queríamos hacer. Aunque ahora nos pese, viajábamos por el mero hecho de viajar. Sólo teníamos en claro que desde Buenos Aires queríamos llegar por tierra hasta México. Pero luego de varios meses de trasladarnos de un lugar a otro comenzamos a sentirnos cansados. Viajar por el sólo hecho de viajar ya no sabía a libertad, se sentía más bien como un acto de individualismo y eso no nos gustaba. Con el correr del viaje dejamos de poner el foco en las grandes atracciones turísticas para comenzar a buscar los rincones más acogedores de cada destino, no queríamos perdernos la cotidianidad de cada país. Dejamos de estar sólo unos días en un lugar para comenzar a quedarnos por semanas o meses. Cambiamos, también, los autobuses por la sorpresa del auto-stop.

En esa nueva búsqueda fuimos descubriendo un sinfín de proyectos amigables con el medio ambiente y con la autogestión. Comenzamos a ofrecernos como voluntarios y así fue como entramos en el mundo de la sustentabilidad. Sustentabilidad como un método que propone satisfacer las necesidades actuales sin que se vean sacrificadas las capacidades de las futuras generaciones.

bicicletas-bambú-latinoamérica-revista-Otro-Mapa-5

Aprendimos de energías alternativas, eco construcción, permacultura y alimentación consciente. Decidimos que todos los días haríamos pequeños grandes cambios. Comenzamos a fabricar nuestro jabón, champú y pasta dental, por ejemplo. Ya no comemos ni usamos, tampoco, nada de origen animal. “Sé el cambio que quieres ver en el mundo” sentencia la famosa frase, por lo que nada mejor que dar el ejemplo.

Movilizados y motivados por estas necesidades comenzamos con nuestro proyecto “Verde Pedal Viajero”. Nos propusimos recorrer nuevamente el continente, pero esta vez, de México hasta Argentina. Queríamos, también, que el viaje fuese el resultado de nuestro esfuerzo. Así nació la idea de cambiar las mochilas por las alforjas y el auto-stop por las bicicletas. Comenzamos a investigar sobre materiales alternativos para nuestro proyecto. En esa búsqueda de materiales nobles para la construcción fue que dimos con la existencia de una empresa mexicana dedicada a la fabricación artesanal de bicicletas de bambú. Nos pusimos en contacto con ellos, les contamos de nuestro proyecto y después de varias charlas obtuvimos su apoyo. Nos invitaron a Ciudad de México a su taller Hazlo tú mismo para que creáramos nuestros propios cuadros de bambú y nos patrocinaron los materiales.

bicicletas-bambú-latinoamérica-revista-Otro-Mapa-2

bicicletas-bambú-latinoamérica-revista-Otro-Mapa

A menudo nos preguntan el porqué de bicicletas artesanales y el porqué de dicho material. Razones hay de sobra. El bambú es considerado el acero vegetal: es flexible como el carbono, ligero como el aluminio y resistente como el acero. Parte de las ventajas del bambú como material es la flexibilidad y absorción de los impactos, por lo cual es más resistente que el metal o aluminio. A su vez, es una planta muy noble por sus beneficios con el medio ambiente, ya que se regenera por completo sin necesidad de replantarlo, no requiere de pesticidas ni otros químicos (ya que tiene su propio agente antibacteriano) y crece con tanta facilidad que es resistente incluso a sequías e inundaciones. Además, por su rápido crecimiento y estructura de raíces previene la erosión del suelo y en muy poco tiempo ayuda a la recuperación de la tierra destrozada por sobre-pastoreo, reconstruyendo y limpiando el suelo de toxinas. Y como por si fuera poco es la mayor planta captadora de dioxido de carbono atmosférico, la más renovable y sólo toma 3 años para madurar. Y no, no le estamos quitando el alimento a los pandas porque la especie utilizada para la fabricación no es comestible.

bicicletas-bambú-latinoamérica-revista-Otro-Mapa-3

La vida de un cuadro de bambú, como el de cualquier bicicleta, va a depender del cuidado y trato que le demos. Al igual que todas las maderas (aunque por su estructura genética está considerado como pasto) su cuidado incluye limpieza regular, hidratación regular con aceite y evitar la exposición a largos periodos de intemperie. Las uniones de nuestros cuadros son de fibra de carbono, y ni ésta ni el acero vegetal sufren fatiga, por lo cual que no se dañan paulatinamente. Creemos que el bambú cumple un papel clave en el camino hacia la sustentabilidad, y por eso es que lo elegimos para nuestras bicicletas.

DCIM104GOPRO

A través de nuestro proyecto buscamos dar a conocer la labor de diferentes comunidades activas. Queremos promover la bicicleta como medio de transporte sustentable. Queremos generar conciencia de cambio y métodos responsables en el vínculo con el medio ambiente a través de charlas en diferentes centros educativos. Queremos fomentar en las diferentes escuelas de Latinoamérica nuevas alternativas de vida sostenible y sin impacto ecológico. Buscamos demostrar que a través del trabajo colaborativo, las energías renovables, el reciclaje y la bio y eco construcción podemos mejorar nuestra calidad de vida sin exclusiones de clases económicas, etnias e ideologías. A su vez estamos desarrollando un documental para difundir proyectos sustentables y compartir distintos testimonio sobre el viajar en bicicleta.

El viaje tiene contemplado recorrer parte de México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Guyana, Guyana Francesa, Surinam, Brasil, Paraguay, Uruguay y finaliza en Argentina. Aunque, como siempre, estamos abiertos a las sorpresas y los cambios de planes. Comenzamos la travesía en agosto de este año pero como nuestra frase de cabecera lo indica (“vamos lento porque vamos lejos”) no tenemos una fecha de llegada. El destino es una excusa, la meta es el camino.

bicicletas-bambú-latinoamérica-revista-Otro-Mapa-6

Hay algo simbólico en nuestras bicicletas: son vida y, lo son, en movimiento. Y esto no sólo nos inspira a nosotros sino a los demás. Quién las ve, siente curiosidad. La intriga le gana a la vergüenza, y la alegría al prejuicio y a las fronteras. “No sabía que se podía hacer eso con bambú” nos dicen a menudo. Sí, se pueden hacer bicicletas con bambú y también duchas solares con botellas plásticas y estufas con macetas de barro.

La intención de “Verde Pedal Viajero” no radica en colonizar ni modificar las distintas culturas, sino precisamente en reconectarnos con ellas. No queremos invadir con ideas nuevas sino compartir experiencias. Queremos despertar inquietudes y brindar nuevas herramientas para generar autonomía.

Como no somos millonarios ni vivimos de rentas, vamos trabajando en el camino. Para ganar dinero hacemos malabares en el semáforo, vendemos postales y comida vegana y nos dedicamos diseño web y gráfico. Somos flexibles y nos amoldamos a los diferentes contextos.

Tenemos algo para compartir, de eso estamos seguros, y encontramos en las bicicletas de bambú la oportunidad ideal para abrir las puertas de la sustentabilidad y compartir con ustedes otro mundo posible. Todos podemos ser parte activa del cambio.

  • Gabriela y Camilo

    Eligieron el viaje como estilo de vida. Primero viajaron con mochilas y a dedo. Luego con alforjas y en bicicletas de bambú. Recorren el continente Latinoamericano ininterrumpidamente desde 2012. En su blog planbviajero.com comparten relatos, reflexiones y consejos para viajar con huella ecológica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctanos

Dejanos tu mensaje, crítica o sugerencia.

Escribe lo que quieres buscar y presiona Enter para iniciar la búsqueda