El viaje de Maribel – Capítulo III

  • por Sebastián Cabrera| Ilustración: Aonik | Diseño: Mariano Bugallo

Día 13 Cañada San Antonio 17.45 hs.

P reviously en la BITACORA DE KITTY VIAJERA (o sea yo y todo lo que me pasó):*música romántica* Martín me convenció y salimos de viaje a Salta. Sí, nuestro primeras vacaciones juntos es de mochileros (ya vendrán viajes mejores al Caribe o a Europa).*música de suspenso* Me bajé para ir al toilette en medio de la ruta y el bus se fue sin mí. ¡Me separaron de Martín!*música de esperanza* Un camionero me ayudó a encontrar a Martín y ahora estoy aguardando al costado del camino  a que llegue mi príncipe por el horizonte.*títulos*

Dicen los blogs que de los contratiempos se aprende y que hay que tomarse todo con humor, así que a partir de ahora todo este lío espantoso pasa a ser una aventura, como las series que vemos con Martín en Netflix. Además hace 45 minutos que estoy parada acá y sin mi celular me aburro horrores.
Los grillos y los mosquitos no me dejan pensar. ¿Dónde estará Martín? ¿Por qué no llega? La verdad es que el sistema de transporte de Argentina es un horror. ¡Horror! ¡Mirá mis zapatillas! Eran rosas y ahora están…MARRONES! Marrones y con olor al camión de Antonio. Menos mal que tengo un poco de perfume para echarles. Mirá si justo llega Martín y yo tengo olor a caca de vaca. Ahí viene alguien, es un micro, ¡y tiene los mismos colores que el que tomamos con Martín! Yo sabía que todo iba a estar bien. ¡El camino te ayuda, eso dicen los blogs! Pero, ¿por qué no frena? Viene demasiado rápido. ¿No me habrán visto?
-¡Hey! ¡Hey! ¡Acá! ¡¡Hola!!
Uff, menos mal que está parando. Eh, ¡qué desconsiderado! ¡Me va a hacer caminar! Y encima paró en medio de ese yuyerío. Nota mental: pedir el libro de quejas.
-Hola, ¿qué tal? ¿Dónde está Martín? –casi que le grité mientras abría la puerta.
-¿Martín? ¿Quién es Martín? -el chofer me miró con mala cara
-Mi novio, nos íbamos a encontrar acá. Yo me bajé al toilette y se fueron sin mí. Por eso me pasaban a buscar por acá.
-¿Te pasaban a buscar por acá?
-Sí, vamos a Salta
-No, nena, yo voy hasta Cañada de Gómez, es la terminal regional de la empresa. No sé quién es Martín, pero estoy retrasado. ¿Subís o no?
-No, no, dejá, lo espero acá. Debe venir en el próximo.
-¿El próximo? bueh, chau. Suerte –se fue sin esperar que cierre la puerta. ¡Qué descortés!
Qué rápido oscurece en esta parte del país. Y cuántos insectos que hay. No entiendo por qué no fumigan. Los gobernantes son una vergüenza, papi tiene razón.

blog-maribel-1

Día 13 Cañada de San Antonio 18.30 hs

Pedir el libro de quejas y comprar más repelente. Esas son las dos cosas que voy a hacer después de abrazarme con Martín. Pero cómo tarda. Ya no se ve nada acá. Tengo miedo de que no vean el cartel de Cañada San Antonio y me dejen acá. Para colmo no pasa nadie para preguntarle los horarios de los micros. No veo ni lo que escribo en mi bitácora. Tengo que ser fuerte y pensar en cosas lindas. Los  zapatos que me regaló Guillermina para mi cumple y que quedaron en la mochila. ¡Eso!

blog-maribel-2

Día 14. Cañada de San Antonio 3.00 hs

Son las 3 am, no me puedo dormir, el colchón es de gomaespuma finita y se me clavan los tirantes de la cama, además hay mucho olor a humedad. No estoy en la ruta, estoy en la casita de María Luisa. Luisa me rescató porque ya era muy de noche y no pasaba nadie y me trajo a su casa para que pase la noche. A mí me dio miedo, pero más miedo me daba estar sola en la ruta. Luisa es simpática y es vidente, y dice que sintió que me tenía que ayudar. Me dijo que estaba muy flaquita y que tenía que comer y me sirvió un plato de un guiso con un olor penetrante. Separé como pude las verduras y comí sin dejar de sonreír como me enseñó papi. Ella no comió, dijo que las imágenes se aparecían mejor cuando estaba en ayunas. Entonces agarró mi plato y lo leyó. Tiró un líquido oscuro sobre los restos de comida y se puso a mirarlo dándole vueltas al plato. Con los ojos cerrados me dijo que el viaje me iba a cambiar la vida, que ya no iba volver a ser la que era y que iba a conocer al hombre de mi vida. Yo le dije que era verdad, que este viaje iba a ser muy especial porque iba con Martín, pero que al amor de mi vida ya lo conocía, que era Martín y que era un sol, que seguramente se confundió porque dejé mucha carne en el plato porque soy vegana. Ella me dijo que no, que no había ningún error, que el destino me había traído a San Antonio. Yo le dije que no, que fue un bus, pero ella insistió. Me dijo que tengo que aprender a leer las señales de la vida. Que ella me encontró abajo de un cartel que decía San Antonio y San Antonio es el patrono de los enamorados. Así que no había error alguno.

-Lo dijo el plato y lo dijo el cartel. Usted, Maribel, va a conocer al amor de su vida -dijo Luisa. Después abrió los ojos y me ofreció su cama para dormir. Ella se acostó en el banco de la cocina. Yo me empecé a sentir incómoda por lo que decía Luisa y por la cantidad de legumbres que tenía el guiso, así que me vine para su pieza a tratar de descansar. Este día se me hizo más largo que cuando vimos una película iraní con la mamá de Martín. ¡Martín cómo te extraño! Mañana lo veo y se termina esta pesadilla.

blog-maribel-3

Día 14. Cañada de San Antonio 4.00 hs

Son las 4 am, sigo sin poder dormir. Hay muchos ruidos en el campo y Luisa ronca muy fuerte. Espero que amanezca pronto así puedo volver al camino y encontrar a mi Martín.

Día 14. Cañada de San Antonio 6.15 hs

Por fin amaneció. Me peiné como pude con el cepillo de Luisa y me puse perfume. Ya casi no me queda. Ella se ofreció a llevarme al pueblo con su motito para que consiga un locutorio pero no quise. Le pedí que me dejara de vuelta en la ruta. Con Martín leímos que cuando las cosas se ponen complicadas es el camino el que te va a dar las respuestas. Allí nos encontraremos y jamás nos volveremos a separar.

MaribelII

  • Sebastián Cabrera cruzarlapuerta.com

    La primera vez que reconoció una vocación fue la de contar historias y así pasó por aulas de taller literario, periodismo, guión y cine. La segunda fue viajar y la tercera observar  animales en libertad. Desde aquel día trata de juntar las tres para escaparse cada vez que puede a explorar distintos rincones del mundo. De tanto aburrir a su familia con las fotos de sus viajes decidió abrirse un blog, cruzarlapuerta.com, y liberarlos de aquel yugo dominical. Tras doce años de trabajar en noticieros encontró en Otro Mapa la oportunidad de hacer, por primera vez, periodismo.

  • Aonik Ilustradora

    Apasionada por el dibujo desde que tiene memoria. Desde chica soñó con poder dibujar personajes y crear historias como las que veía en televisión. La cultura japonesa en particular fue su gran fuente de inspiración e impulsora de su carrera artística. Mayormente autodidacta, aunque recientemente se recibió como Diseñador de Ilustración en la Universidad de Palermo. Pueden ver sus trabajos en aonik.deviantart.com/gallery/

  • Mariano Bugallo irandando.com

    Algunos dicen que es comunicador, otros diseñador. Él ama la música y caminar, por eso cree que su verdadera vocación es el movimiento. Disperso pero observador. Cada viaje le deja más preguntas que respuestas. Aún así, el desierto le enseñó que la prisa mata. La selva, que el todo y la nada son la misma cosa. La montaña, que lo imposible se logra poniendo un pie delante del otro. Y el mar, le enseñó que todavía le falta mucho por aprender. En eso anda, mientras fotografía y escribe en irandando.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctanos

Dejanos tu mensaje, crítica o sugerencia.

Escribe lo que quieres buscar y presiona Enter para iniciar la búsqueda