La vulnerabilidad del coral

  • por Laura Babahekian
S

ueño con viajar por las islas  más hermosas del mundo, quiero nadar y apreciar corales de colores y encontrarme con diversas especies marinas, pero, ¿que sabes de ellos? El encuentro con la vida submarina nos pone de cara a un mundo totalmente diverso y frágil por lo que resulta fundamental tomar conciencia de la importancia de su protección.

El crecimiento de los corales, es quizás uno de los procesos biológicos más significativos que afecta las costas del mundo. Los arrecifes de corales pueden ser masivos, pero solo la capa de afuera de los mismos, sus pólipos, tienen vida. Cada pólipo, crea un exoesqueleto de carbonato de calcio al crecer. A medida que sucesivas generaciones de pólipos viven y mueren, cada generación crece sobre la capa de la anterior. Aunque cada generación añade sólo una fracción de los arrecifes, dado el tiempo suficiente (cientos de años), emergen enormes arrecifes.

Las aguas tropicales tienen baja concentración de nutrientes y  fitoplancton, y es ahí, donde podemos encontrar al más productivo, complejo y variado ecosistema en el mundo, los arrecifes de corales. Es por esto que, cuando los nutrientes entran en las aguas tropicales, a consecuencia de la destrucción del habitat  y la contaminación, los arrecifes se dañan y mueren.

klando-4

Los arrecifes alimentan y  son el hogar de una gran variedad de organismos, también, protegen las costas del mundo.  Es por esta razón que cumplen una importantísima función para TODOS.  Pero desafortunadamente, son tan como importantes como frágiles.

Cambios climáticos  y la acidez a consecuencia de la gran emisión de dióxido de carbono producen el fenómeno conocido como la «decoloración de los corales» o bien «coral bleaching», generándoles una gran situación de estrés y llevándolos a su destrucción. Sin sorprendernos, debemos tener claro que el ser humano es el gran responsable de esta destrucción. La contaminación, el depósito de desechos al mar y pesca descontrolada, son algunos de los causantes de este fenómeno.

klando-3

Quizás ahora te preguntes qué podes hacer vos para cambiar esto. La respuesta es tan simple como la acción. Prestar atención. Si te gusta visitar islas, presta atención a sus recursos. Evitemos la crítica y apliquemos la práctica. Preguntémonos, ¿está esta isla realmente preparada para el turismo y sus residuos?. Si estamos de pasada por ese lugar, adaptemos nuestros hábitos a nuestro contexto. Evitemos, por ejemplo, el uso de sorbetes y otros plásticos. Como así también, evitemos el uso de protectores solares que contienen OXYBENZONE. Seamos viajeros responsables. Muchas veces me pasa que olvido no comprar gaseosas en botella o pedir que me vendan ese jugo de frutas tan rico en vaso de vidrio y sin sorbete. Pero es importante comenzar a tenerlo presente, prestar atención y cuidar eso que tanto buscamos encontrar en un viaje, la naturaleza en su máxima expresión.

Te invito a probar un experimento. Agarra un pedazo de coral que encuentres tirado en la playa, ponlo en un vaso y  llénalo de esa gaseosa tan popular de color marrón que todos conocemos como «cola». Mira los resultados que produce, y podrás imaginar cómo ese mismo proceso ocurre en el océano a consecuencia de la acidez en el agua.

klando-2

  • Laura Babahekian

    Apodada como Klando, Maria Laura Babahekian es una fotógrafa argentina especializada en fotografía subacuática e influenciada fuertemente por sus estudios de artes visuales en la Universidad Nacional de Bellas Artes. Su infancia en la costa atlántica argentina y su contacto continuo con diferentes tipos de fauna, fortaleció su amor por el mar y su entorno logrando sensibilizar su mirada. Desde el año 2012 hasta el 2016 ha estado viajando por Oceanía y Asia acercándose a diferentes tipos de culturas y visitando destinos recónditos y turísticos. Eligió “el viajar” como la escuela para aprender a enfocar el mundo y su propia vida desde nuevas perspectivas. 

    Hoy en día, entregada por completo a su cámara y al agua, intenta a través su imágenes generar empatía hacia todos los seres vivos que habitan las profundidades del mar promoviendo su conservación. Ella considera que “el miedo al cambio” y “la comodidad” del ser humano son los primeros causantes de las devastaciones ecológicas. Por esta razón, invita a todos a romper con su zona de confort, zambullirse al agua de los sueños y nadar hasta alcanzarlos, ella estará ahí para captar ese momento.

    Pueden encontrar su trabajo en www.klandovadeviaje.com y en www.deaquavivo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctanos

Dejanos tu mensaje, crítica o sugerencia.

Escribe lo que quieres buscar y presiona Enter para iniciar la búsqueda

letrero con la palabra libertad