La imagen de las mil palabras

  • por Ludmila Greco y Lucas Fernández Canevari

“Lo importante es ver aquello que resulta invisible para los demás”

Robert Frank

“Una foto vale mas que mil palabras”, dice el dicho popular. Debemos confesar que nunca estuvimos de acuerdo con esa frase, siempre preferimos las mil palabras. Pero con el paso del tiempo vamos cambiando de opinión.

Semanas atrás se difundió en los diarios y en internet la foto de Aylan, un niño sirio muerto en una playa turca en Bodrum. Parece que fue hace una eternidad pero sólo pasaron un par de meses. Aylan murió tratando de huir de la guerra que sufre su país hace más de cuatro años. Y no hay que preguntarse sobre lo políticamente correcto o no de la foto. Un pibe murió y eso es para conmoverse. Sea a la vuelta de la esquina o a 10.000 kilómetros.

8fdd7e063fdada7980e259fa746bf33c69e34e62

Aylan tenía tres años. A esa edad debería estar en la playa jugando. Saltando las olas, corriendo por la arena. Con un traje de baño y una sonrisa en el rostro. No muerto, ni yaciendo boca abajo, frío, mojado, entumecido, azul. En lo que va del año murieron 2.500 personas tratando de llegar a Europa aunque no haya tanta repercusión de eso.

La imagen de Aylan fue una foto que escandalizó y paralizó. Una foto que hizo ruido en todos los diarios europeos, donde los redactores se pelearon por escribir la nota mas sensible. Pero les proponemos un ejercicio: demos un paso atrás y levantamos la vista de esa foto ¿Acaso ya no sabíamos que Siria estaba en guerra? ¿Qué es atacada por todos los frentes desde hace varios años? ¿Qué todos los días mueren niños? Pero eso no es noticia, porque aún no se encontró la foto adecuada. O bien, porque se piensa que esa guerra no afecta a Europa. Pero cuando el muerto está más cerca la preocupación cambia.

Eso que muestra la foto pasa sin que lo veamos, aunque lo sabemos. En Siria, en Yemen, en Afganistán o Libia. Pero que te lo cuenten no conmueve, no es lo mismo. Las palabras no tienen el mismo impacto que las imágenes.

¿Y cuántos son los chicos que mueren de hambre por día? Hay estadísticas que dan miedo, uno de cada seis niños en el mundo tiene hambre y eso tampoco es algo nuevo.

Pero el problema no sólo es de la clase política, sino gran parte de la culpa es del periodismo. En un mundo dónde los medios de comunicación están manejados por empresarios y no por periodistas, se prioriza el dinero y no la noticia. Entonces vale la pena buscar otro tipo de periodismo, independiente y que no negocie sus valores. Que busque trasmitir la noticia de aquellas cosas que no son negocio, o que dejaron de serlo. Una guerra en medio oriente es noticia cuando comienza, después de un tiempo se olvida, y el número de muertos pasa a ser estadístico.

Pero esto no es ajeno a nuestra participación. Con el aumento de medios y portales, con el uso masivo de las redes sociales, imponer un tema en la agenda mediática no es tan sencillo. Y es ahí donde nosotros, lectores, somos activos y tenemos nuestra parte de culpa. Nuestra participación sirve para demostrar qué es lo que nos importa y qué es lo que nos interesa. En definitiva, qué es lo que es noticia.

De casualidad, en Riga, encontramos una manifestación para pedir que detengan “el genocidio de la raza blanca” en Europa. Muchísimas personas reunidas con carteles contra el islam y el asilo. Todo porque Letonia se comprometió a recibir a 250 refugiados sirios en los próximos dos años. Quedamos perplejos, no pensamos que podían existir este tipo de pedidos.

refugiados-revista-Otro-Mapa

El tema de los refugiados y la reticencia del viejo continente a darles asilo fue una conversación recurrente en nuestro viaje por Europa del este. Está en todas las tapas de los diarios y en todos los muros de Facebook. Nos llamó la atención cómo varias personas argumentaban que los inmigrantes eran vagos y no respetaban a los países que los alojaban. Que no querían aprender nuevos idiomas y que eran muy selectivos con los trabajos que tomaban. Pero ¿acaso el hombre que recorrió miles de kilómetros escapando del hambre y la guerra no está dispuesto a trabajar de cualquier cosa? Siempre los inmigrantes toman los peores trabajos, con los sueldos más bajos, aquellos que otros no quieren tomar (en Argentina también ocurre). ¿Acaso en el país del que se escapan no les costaba todo mucho más? Desde buscar el agua hasta tomarse un colectivo. En Europa todo es muy cómodo y mucho más sencillo. Todo esto se discute en tiendas de café, en locales de comida rápida o en una casa con agua potable y ducha caliente.

Aquel que nació en algunos de los países de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), nació en un lugar privilegiado. Ahí vive un 13% de la población mundial y concentra un 54% del PBI mundial. Riquezas que en muchos casos se han ganado usufructuando sus relaciones de poder en América, África o Asia. Pero cuando la crisis ataca alguno de estos países pobres suelen hacer la vista gorda, cerrar las fronteras y argumentar que cada país debe hacerse responsable de sus inconvenientes. Pero ¿acaso no son ellas, en muchos casos, parte fundamental de esos mismos problemas?

refugiados-revista-Otro-Mapa-2

Podríamos hablar de la actual deuda externa de Bolivia y de los millones de toneladas de plata que los españoles se robaron. Podríamos hablar de la esclavitud en África, de las colonias y sus primaveras. Podríamos hablar de Nestlé y su nefasta forma de ganar territorios y abrir mercados en África. Podríamos hablar de las grandes marcas (con sede en la OTAN) que explotan día a día a millones de asiáticos en condiciones de esclavitud. Podríamos hablar de la guerra en Siria que continúa, o en tantos otros lugares. Podríamos hablar de muchas cosas, pero sería remar contra viento y marea, porque al fin y al cabo, una imagen vale más que mil palabras. Y no sólo uno, sino muchos pibes se están muriendo.

  • Lucas Fernández Canevari mochilasenviaje.com

    De chico los libros lo indujeron a una vocación, ser detective. Algo que hoy ejerce, pero cómo detective de otras culturas, de otras maneras de concebir el mundo. Para lograrlo cree que hay tres elementos que son indispensables: el viajar, la lectura y la fotografía. Como todo detective goza de buena memoria, pero la malgasta recordando resultados de los mundiales de fútbol. Parte de sus ideas las escribe en mochilasenviaje.com junto con su fiel compañera Ludmila.

  • Ludmila Greco mochilasenviaje.com

    Los papeles dicen que es psicóloga pero ella se siente más viajera que licenciada. Sin embargo, algo del conocer y comprender al ser humano se entremezcla en cada uno de sus viajes. Apasionada por la lectura y la escritura puede pasar horas sin levantar la vista de un papel. Se contenta con aprender a decir gracias en un nuevo idioma y hasta ahora, no puede leer un mapa al derecho. Tampoco se cansa de intentar construir un mundo mejor. El modo que encontró de hacerlo es junto a Lucas. Ambos escriben en mochilasenviaje.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctanos

Dejanos tu mensaje, crítica o sugerencia.

Escribe lo que quieres buscar y presiona Enter para iniciar la búsqueda